domingo, 16 de agosto de 2015

El 15 de septiembre el césped del Estadio Azteca será una alfombra

El 15 de septiembre el césped del Estadio Azteca será una alfombra ya que estará al 100 por ciento, prometió Daniel Duffy, especialista de la empresa Tarkett Sports, encargada de la instalación.

"Primero que nada el producto necesita un tiempo de establecimiento. Estamos hablando de una planta, que es un organismo vivo, que responde a las condiciones del ambiente y como cualquier organismo vivo está sujeta a cuestiones de tensión fisiológica. En septiembre va a haber una pausa de 15 días que es la que se va a utilizar para hacer los trabajos mecánicos y químicos para atender las cuestiones que actualmente tiene la superficie.

"Eso va a bastar porque el producto ya se está estableciendo. De hecho se vio ayer que había mejoras en la calidad de la cancha. Se va a hacer el proceso de mantenimiento para mejorar el estado del producto y la superficie", comentó.

La ola de críticas por el pésimo estado de la cancha llevó a la empresa a dar sus razones del desgaste. Pero antes de expresar que la tecnología requiere un periodo de acoplamiento, que en el Azteca se han jugado dos partidos por semana y que no pudieron instalar antes el producto debido a los eventos masivos (sin aludir directamente al cierre de campaña de Andrés Manuel López Obrador), el Head Groundsmen de Tarkett destacó la dimensión de la empresa, sugiriendo así que no son unos improvisados.

Dijo que tienen 12 mil 500 empleados, que opera en 44 sitios industriales, presumen ventas netas por 2739 millones de euros y han organizado más de 700 instalaciones de pasto híbrido en 30 años, incluyendo la de los estadios del Manchester United, Juventus, Tottenham, Barcelona y hasta Sao Paulo, Gremio y Estudiantes La Plata, demostrando con estos últimos que ya tenían experiencia en América.

"No ha habido ningún fallo en el Azteca, hasta el momento. Como se explicó, el producto necesita tiempo para adaptarse al ambiente y establecerse", comentó.

Duffy recalcó la incidencia de las condiciones de cada lugar, mismas que supedita la instalación de los productos. No obstante, evadió dar una cifra exacta sobre qué tan común es una situación como la que presenta el Azteca, sobre todo si ya instalaron 700 canchas híbridas.

"Nuestras instalaciones en todo el mundo están sometidas a una gran demanda, sobre todo meteorológica, pero el resultado y la calidad no están en entredicho", mencionó.

La NFL no la dañará

La NFL puede respirar tranquila por las condiciones en que estará la cancha del Estadio Azteca el 19 de noviembre, cuando se enfrenten los Jefes de Kansas City y los Carneros de Los Ángeles.

El Head Groundsmen de Tarkett Sports, Daniel Duffy, prometió que a mediados de septiembre el césped lucirá en su máxima expresión y descartó que el partido de futbol americano pueda afectar otra vez la superficie del inmueble.

"Es una superficie híbrida y esta contribuye a la estabilidad, no va a tener problemas, no vamos a ver que se estén zafando trozos de tierra o pasto.

Parte de los cuestionamientos por el mal estado del césped aluden a las probabilidades de una lesión.

"La seguridad para los jugadores no tendrá ningún riesgo", comentó el especialista de la empresa que instaló el césped híbrido.